Nacionales

Una nena murió atropellada y se reaviva la polémica por los controles a colectivos

S1tbqM1Ne_930x525

Tenía diez años y la arrolló un 146 en el Metrobus San Martín. Estudian un sistema para limitar velocidad. Según las estadísticas, con los carriles exclusivos bajó la siniestralidad.

Una nena de 10 años murió atropellada por un colectivo de la línea 146 que circulaba por los carriles exclusivos del Metrobus San Martín. Sucedió el lunes por la tarde, en el límite entre los barrios de La Paternal y Villa Mitre. Según las estadísticas de la Ciudad, la siniestralidad bajó mucho desde que existen estos carriles. Sin embargo, este hecho reaviva la polémica sobre la falta de controles.

Respecto al accidente, Alberto Crescenti, titular del SAME, indicó que el hecho se produjo el lunes a las 17.30 en la esquina de San Martín y Fragata Sarmiento. “El colectivo embistió a la nena, que se encontraba junto a su madre. Si bien se realizaron tareas de reanimación, la pequeña murió en el acto”, detalló Crescenti.

Según fuentes de la Dirección General de Administración de Infracciones, “las empresas de colectivos registran muchas infracciones manuales, labradas por Agentes de Tránsito. Pero no se los sanciona por exceder la velocidad máxima, básicamente porque no hay cámaras ubicadas en los carriles exclusivos del Metrobus”, explicaron.

Desde la Secretaría de Transporte porteño informaron a Clarín que la siniestralidad bajó notablemente en estos carriles exclusivos. “La línea 34 (Metrobus Juan B. Justo) pasó de tener 40 siniestros mensuales a 4 en un año. En el Metrobus 9 de Julio se analizó el periodo 2012 versus 2014 – 2015 y los accidentes disminuyeron 49%. Por ejemplo la línea 45 tuvo 1 siniestro en un año y antes del Metrobus tenía un promedio de 8 siniestros mensuales”, aseguraron. Otros ejemplos: las líneas 100 y 59, disminuyeron un 54% y un 26% la siniestralidad. Y explicaron que las características técnicas de la red de Metrobus fueron pensadas para inducir a los conductores a bajar la velocidad. Para lograrlo colocaron reductores o cruces elevados en las esquinas.

En algunos países los colectivos de corta, media y larga distancia están obligados a llevar en su interior un Cinemómetro Interno para Transporte (CIT). Este equipo se instala dentro de los vehículos y puede registrar la velocidad de circulación en todo el recorrido, con un índice de certeza similar al de una cámara de fotomultas tradicional. El dispositivo cuenta además con la posibilidad de pre carga de las rutas de cada vehículo de transporte, con las velocidades permitidas en cada tramo para constatar la ocurrencia de excesos e incluso desvíos de la ruta que disparan una alarma a un centro de monitoreo. En Argentina, según explicó a Clarín una fuente de CECAITRA (la cámara que agrupa a empresas proveedoras de equipos, software y servicios vinculados a la seguridad vial), el CIT se encuentra en la última etapa de aprobación por Metrología Legal. Luego, dependerá del Ministerio de Transporte la obligatoriedad de su uso.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir