Nacionales

Quisieron homologar la SUBE misionera, Nación la rechazó y exigió la auténtica

b463b1675fb6ef87114445a0eba389e9

El Ministerio de Transporte exige que todas las unidades tengan el sistema para junio y empiece a funcionar en octubre. Así podrá controlar los kilómetros y pasajes vendidos que declara el Grupo Z.
El subsecretario de Transporte de la Provincia, René Kegler, admitió ayer que se intentó homologar la tarjeta SUBE misionera, manejada desde un principio por una empresa ligada al Grupo Z, pero el Ministerio de Transporte de la Nación la rechazó y exigió que se implemente la SUBE nacional.
El funcionario explicó que para el mes de junio deberán estar instaladas las máquinas en todas las unidades y desde ese momento se abre un plazo de 120 días (cuatro meses) donde convivirán los dos sistemas en cada colectivo: la SUBE misionera y la SUBE nacional.
Vencido el plazo, todas las unidades de transporte de Posadas, Garupá y Candelaria deberán contar con la SUBE nacional, de lo contrario la Nación dejará de subsidiar el gasoil y otros gastos a las grandes empresas, donde el Grupo Z es el más beneficiado.
El plazo de octubre, por ahora, se informó verbalmente pero pronto tendría que salir una resolución. En cualquier caso, el plazo máximo para todo el país es diciembre, explicó el funcionario.
Según comparaciones efectuadas por los propios usuarios, la tarjeta SUBE nacional tiene numerosas ventajas, beneficios y comodidades que la tarjeta misionera no ofrece, por ejemplo: la SUBE nacional se puede comprar y cargar en cualquier quiosco, no hace falta inscribirse, una misma tarjeta puede ser usada por varios usuarios del transporte, se puede cargar a través de Internet sin hacer largas filas durante horas y se puede usar en todo el país en colectivos, trenes y subtes. Además, la tarjeta SUBE nacional tiene descuentos: cuanto más se utiliza, los pasajes salen más barato.
En definitiva, para el usuario es una excelente noticia. Aunque para el Grupo Z pareciera que no porque han pedido seguir usando la SUBE misionera.
Los únicos que deberán inscribirse y tendrán una tarjeta con su nombre con el sistema nacional serán aquellos usuarios que tengan subsidios, como el caso de los estudiantes que tienen el Boleto Educativo Gratuito. Explicó Kegler que “el que tiene BEG debe estar (la tarjeta) nominada con un nombre para obtener el subsidio, no es que se puede comprar en cualquier quiosco”.
Información real
Además de las ventajas que tendrán los usuarios con la SUBE nacional, el Ministerio de Transporte de la Nación se asegura tener información real y confiable, corroborada por su propio sistema.
Kegler explicó en declaraciones efectuadas a Radio República que la provincia transfiere toda la información de la cantidad de pasajes, recorridos efectuados y unidades en funcionamiento a la Nación y con esa información la Nación elabora la planilla de subsidios con los montos que transfiere mensualmente a las empresas.
Sin embargo, lo que no explicó el funcionario es que la provincia no tiene un control real y efectivo sino que solamente recibe la información de parte de la empresa Servicios Urbanos, una empresa que tuvo claros vínculos con el Grupo Z en el momento de su creación y después se fue apartando, en los papeles, por la clara incompatibilidad que tendría en el caso de estar en las dos partes: en la empresa de transporte y en la tarjeta que declara los recorridos del transporte.
No hay que olvidar que los subsidios se pagan por la cantidad de kilómetros recorridos y pasajes vendidos. Cuándo más recorrido realiza una empresa y más pasajes vende, será mayor el monto subsidiado por la Nación. Por eso es muy importante para la Nación tener la información real. También por eso rechazó la validación de la SUBE misionera y exigió que se implemente la SUBE auténtica.
Vecinos reclaman
El servicio del transporte urbano de pasajeros en Posadas sigue siendo una de las grandes problemáticas que, pese a las continuas denuncias y a que desde el Ejecutivo Municipal se haya intimado a las empresas prestatarias a mejorar la prestación, los vecinos de la ciudad acumulan cada vez más indignación, lo que los impulsó a llevar todos sus planteos ante la Mesa Interinstitucional del Diálogo y el Consenso en búsqueda de que las instituciones que la componen puedan hacer algo al respecto.
Los reclamos llevados por vecinos de los barrios Villa Cabello, Giovinazzo, El Porvenir, A 4, Néstor Kirchner, Yacyretá, entre otros, sumados a los de Garupá y Candelaria; demuestran que hasta el momento los empresarios no han cumplido con lo establecido en el Decreto municipal 1478 de diciembre del año pasado, y entre las cuestiones que serían más simples de resolver por parte de las prestatarias se encuentran: incrementar frecuencias en los barrios más alejados, ingresar a los barrios donde los colectivos solo llegan a las avenidas obligando a los vecinos a caminar muchas cuadras y en horarios poco seguros; en algunos lugares los horarios del transporte no coinciden con el horario escolar ni de la actividad laboral; también piden que varias líneas recuperen parte de sus recorridos anteriores al último cambio. A esto se suma el reclamo de mayores puntos para cargar la tarjeta y casillas en las paradas de colectivos.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir