Nacionales

La SUBE aleja al turista del colectivo

image_content_8760261_20170824202007

La tarjeta complica a los visitantes extranjeros y a los que vienen de ciudades con otro modo de pago del pasaje. Cuesta conseguirlas y no es claro el listado de puntos de recarga.

El colectivo es un servicio clave para los barilochenses y también para los turistas, que muchas veces desconocen la ubicación de las paradas, la forma de paga del boleto y enfrentan verdaderas odiseas para hacerse de una tarjeta SUBE.

Cuando son residentes de Buenos Aires o de otras localidades que ya tienen ese sistema suelen llegar tarjeta en mano. Pero cuando no la tienen, empiezan los contratiempos.

La jefa de informes al turista, Verónica Martín, reconoció que reciben quejas casi a diario, “aunque en verano es peor”, porque son muchos más los visitantes que usan el colectivo. Señaló que las denuncias por escrito las derivan a la oficina de defensa del consumidor o a la administración de SUBE.

Otro problema son los días y horarios de los puntos de venta. Porque si cuesta conseguir una tarjeta de lunes a viernes, se torna mucho más difícil los fines de semana. O en horario nocturno.

El centro de atención SUBE que tiene el municipio en el edificio de Turismo, en el Centro Cívico, atiende en días hábiles hasta las 18 y brinda un completo asesoramiento, pero no puede resolver todos los problemas. Allí por ejemplo no venden tarjetas.

El turista que quiere comprarla sólo tiene a disposición un puñado de kioscos que la comercializan. El 90% está en la zona céntrica. Conseguirla en “los kilómetros”, donde se concentran buena parte de las cabañas y hoteles, es casi imposible.

En la Terminal durante mucho tiempo no hubo SUBE disponible. Ahora las venden el kiosco emplazado allí y el municipio puso bocas de carga automáticas. Pero los horarios son restringidos.

Otra cuestión no menor es el abuso con los precios. Los barilochenses que nunca tuvieron una tarjeta la pueden tramitar en forma gratuita. Los turistas tienen que comprarla. El precio oficial es de 25 pesos, pero sólo se consigue a ese valor en la oficina municipal ubicada detrás de la intendencia y está abierta de lunes a viernes de 8 a 13.

En los kioscos el precio varía entre 30 y 40 pesos, “si hay stock”. En teoría, la empresa que administra el sistema puede sancionarlos por el sobreprecio. Los kiosqueros consultados admitieron la falta pero dijeron que su propio proveedor se las vende a más de 25.

En la oficina municipal que administra la SUBE explicaron que “el problema es la intermediación”, ya que la gerenciadora Nación Servicios delegó en contratistas la provisión directa de los plásticos. El intermediario que lucra con la distribución no tiene local en Bariloche y los kiosqueros sólo disponen de “un teléfono” como referencia.

Otro de los trastornos tiene que ver con la información poco clara. El listado de la página SUBE incluye 38 puntos de venta habilitados para Bariloche y las bocas de carga llegan a 111. Pero en la práctica son muchos menos. En informes al turista dijeron que hasta hace un tiempo entregaban un listado impreso con los kioscos que venden SUBE pero ya no lo hacen “porque cambia todo el tiempo” y un dato erróneo no hace más que agravar el enojo de los turistas.

Para colmo, no hay asesoramiento

Una kiosquera de la calle Mitre dijo que ellos deben actuar como asesores de los clientes. “La municipalidad manda al turista a los kioscos y no les explica nada –señaló–. Algunos se suben al colectivo directamente y se tienen que bajar porque no los llevan. A otros les dan un papelito con las tarifas, pero son las viejas, sin el aumento. Y vienen a quejarse con nosotros”.

Es muy común que, ante un turista confundido sin la SUBE, más de un residente salga en su auxilio y le pague el pasaje a cambio de efectivo. Los problemas para comprar pasajes no son el único inconveniente serio del servicio. Faltan garitas y los indicadores de paradas brillan por su ausencia.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir