Nacionales

En julio debería incrementarse el boleto de colectivos, pero ¿aumentará?

descarga

“Si sigue aumentando, la gente no va a poder viajar”, reconoció Ricardo Pera, secretario de la delegación local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Se termina junio y con el mes acaba también la vigencia del actual valor del boleto de ómnibus.

Pese a que esa situación no ha tomado todavía trascendencia y hasta pareciera que un eventual ajuste debiera ya estar en discusión, lo cierto es que es la misma ordenanza que en diciembre de 2017 estableció los actuales valores, la que también dispuso que los mismos “tendrán vigencia hasta el 30 de junio”.

A partir del primer día de julio “serán actualizadas” según el índice que establece la misma normativa. Un primer cálculo indica que al menos correspondería un aumento del 10%, lo cual llevaría la tarifa a casi 20 pesos.

Sobre el tema, las voces son contradictorias. Ramiro Frapiccini, director de Tránsito y Transporte de la municipalidad, confirmó a este diario la realidad de ese aumento. Aunque con algunas particularidades.

Por un lado, porque la municipalidad no realizó el habitual estudio de costos para calcular la “tarifa de equilibrio” –acorde a los aumentos registrados en el año– ya que en este caso el ajuste se hará mediante “la fórmula reducida”, establecida en la ordenanza.

“Es un método de indexación que evita lo engorroso del estudio de costos”, refirió el funcionario. Sugirió además que, a su criterio, el aumento debiera ser “automático” desde el primero de julio.

Frapiccini mencionó que a la fecha no ha recibido ningún pedido formal de aumento por parte de las empresas de ómnibus –Bahía Transporte Sapem, Rastreador Fournier y San Gabriel–, que son en general las primeras en manifestarse en el tema.

La formula

El aumento del pasaje desde el primero de julio quedó establecido mediante un anexo a la ordenanza que estableció el último ajuste tarifario.

El mismo menciona que la estructura de costos de las empresas está formado por un 62% de costos del personal, un 19,8 del capital y el resto por otros costos.

Para establecer la nueva tarifa considera el aumento de salario, la variación establecida por el INDEC para determinados rubros y los subsidios que aporta el estado a las compañías.

Un cálculo rápido permite establecer, en base a esos elementos, que el boleto debiera tener un ajuste cercano al 10%, con lo cual la tarifa plana pasaría de 17,30 a 20 pesos.

Esa actualización tiene como objetivo, según siempre detalla la municipalidad, “mantener la regularidad y confiabilidad del transporte Público” asumiendo que el mismo “es un eslabón imprescindible de la movilidad y a fin de impulsar su utilización por la mayor parte de la comunidad sin perder la relación costos ingresos de las empresas”.

La voz inesperada

Una de las voces que más se hace escuchar a la hora de discutir tarifas es la de Ricardo Pera, secretario de la delegación local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

En esta ocasión, sin embargo, se manifestó preocupado por un nuevo ajuste del boleto.

“Si sigue aumentando, la gente no va a poder viajar”, reconoció.

Mencionó, además, que un aumento supone siempre un encuentro previo entre las partes, buscando un consenso.

“El boleto actual se estableció con el dólar a 18 pesos, el combustible más barato (la nafta super pasó de 22,66 a 26,50) y los subsidios restringidos. Es decir que hoy se hacen los mismos kilómetros con mucho más costos. En ese sentido es necesario mirar el estudio de costos, pero habría que ser cuidadoso en que decisión tomar”, reconoció.

Bahía, al tope

Bahía Blanca tiene el boleto más caro del país.

Pero ese valor no es caprichoso, sino una de las consecuencias de ser una de las ciudades más extendidas de la Argentina, lo cual obliga a tener trazas muy extensas con un reducido caudal de pasajeros.

“El costo por kilómetro es similar al de todas las ciudades, pero como hay que dividirlo por la cantidad de gente que se transporta en ese kilómetro ahí es donde Bahía, por su distribución geográfica y demográfica, sufre la diferencia.

Mientras en la Capital Federal viajan unas 4 o 5 personas por kilómetro, en Bahía lo hacen 2.

Tampoco hay renovación intermedia, con lo cual las unidades viajan vacías muchos kilómetros”, explicó Federico Harfield, gerente de Bahía Transporte Sapem.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir