Nacionales

El combustible presiona al boleto de colectivo

descarga (1)

El Municipio salió a poner paños fríos, pero no sin un plan de contingencia para enfrentar la suba de costos.

La Municipalidad salió a ponerles un freno a las expectativas en alza de las tarifas del transporte. La vuelta al sendero de las subas del precio de los combustibles y la renegociación de las paritarias de los trabajadores del volante le pondrán presión al boleto de colectivo así como a las fichas y bajada de bandera de los taxis y remises.

“Se firmó un acta en abril que llega hasta marzo del año que viene, así que por ahora no va a haber novedades”, despejó la pelota el subsecretario de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de la ciudad. Dentro de la escueta respuesta, el funcionario que negocia las condiciones del servicio de colectivo en el día a día con las empresas les puso un énfasis distinto a dos palabras: “Por ahora”.

El boleto urbano en la ciudad acaba de ser aumentado a 19,12 pesos, siendo uno de los más caros del país.

Esa suba se decidió con los costos previos al aumento de los combustibles que rige desde esta semana, de entre el 5 y el 8 por ciento.

Tampoco se consideró en la tarifa de los colectivos vigente la renegociación salarial que encarará el gremio que nuclea a los choferes, que impactará también sobre los costos del servicio de transporte público.

Pero no termina ahí el combo que presiona sobre los precios de los servicios de transporte.

La inflación empuja los costos de los insumos para los vehículos.

Y en el contrato vigente con Indalo, como en el extendido por decreto a la empresa Pehuenche existen cláusulas que obligan a reconocer a las prestadoras cuando los costos crecen más del 10 por ciento, en cualquier momento del año.

Ese reconocimiento puede originarse en dos fuentes: el aumento del boleto para mejorar en términos cuantitativos la recaudación o bien por vía de subsidios, que en estos casos debe asumir la comuna con fondos propios, puesto que los aportes sin retorno de la Nación ya están considerados de antemano.

La presión de distintas variables sobre la estructura de costos del transporte se da mientras la definición de las tarifas del transporte interno de la capital está sumergida en la aguas agitadas por la pelea entre el gobierno del intendente Horacio “Pechi” Quiroga y la oposición del Concejo Deliberante que terminó en el Tribunal Superior de Justicia.

De ahí surgirá si el sistema tarifario sigue, como hasta ahora, bajo la tutela del Ejecutivo en función de los vaivenes de la estructura de costos, o si cada aumento debe pasar por el Concejo Deliberante antes de implementarse.

El caso de los taxis

Los costos de operación de los taxis habilitados en la ciudad están tan condicionados por los efectos de la inflación sobre sus insumos como los de las empresas de colectivos.

Los valores del servicio de taxis aumentaron en mayo en torno al 15 por ciento.

La ficha cada 100 metros cuesta 2,35 pesos y la bajada de bandera 23,35 pesos en los traslados diurnos; mientras que en horario nocturno la ficha vale 2,70 pesos y la bajada de bandera 26,85 pesos.

Palladino aseguró que hasta noviembre no está previsto un nuevo incremento.

No obstante, desde que se otorgó el último aumento hubo diversos incrementos en los insumos básicos de los dueños de los taxis. Además, desde la asociación que los representa ya se había cuestionado por corto el aumento otorgado.

El titular de la Asociación de Propietarios, Darío Grassi, se quejó porque al darse el último aumento se dejó pendiente un porcentaje para más adelante, siendo que para los operadores del servicio la tarifa “ya estaba atrasada”.

Además, el gremio de los choferes comenzó a renegociar la paritaria para conseguir otra mejora sobre el 15% en cuotas pactado.

El gasoil subirá todos los meses

El horizonte es incierto

Los precios de los combustibles aumentaron el fin de semana entre el 5 y el 8 por ciento, muy por encima del acuerdo que había sellado el Gobierno con las petroleras, que se ubicaba en el 3 por ciento.

El plan previsto contempla nuevos incrementos todos los meses hasta fin de año.

La suba por los salarios

El último aumento del boleto respondió exclusivamente al impacto del salario de los choferes.

“El Ministerio de Transporte únicamente se hizo cargo del incremento de marzo, no así del período abril-mayo-junio, como así tampoco de julio-agosto-septiembre”, declaró Palladino en su momento.

No se contempló el gasoil

“El impacto no es tan importante porque únicamente se actualiza el costo salarial y no el resto de la estructura de costo, por ejemplo en los combustibles que también aumentaron”, había dicho Palladino.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir