Nacionales

Balance positivo para el primer mes del nuevo transporte

image_content_8158781_20170308130122

Con una inversión de $ 300 millones, circulan 80 unidades 0 km que transportan más de un millón de pasajeros por mes.

Los usuarios valoran el cambio, pero piden refuerzos en horas pico.

Pasó un mes. Del caos que fueron los últimos días de las anteriores empresas que prestaban el transporte, que terminaron con solo 50 colectivos en las calles, el servicio del transporte urbano cambió.

Hoy hay 80 unidades cero kilómetro que recorren la ciudad y mayor puntualidad, aunque todavía hay ajustes por hacer.

El optimismo con el nuevo servicio de transporte urbano de pasajeros que en su totalidad presta la empresa Amancay bajo la denominación Mi Bus, pasa de ser moderado a algo exagerado, dependiendo el interlocutor. Fueron años de prestaciones precarias, colectivos viejos y en malas condiciones para los 13 millones de usuarios anuales que transitan por el sistema.

Desde el 1 de febrero Mi Bus realiza los recorridos del 45% del servicio que antes prestaba Transporte Las Grutas y 15 días más tarde acaparó todas las líneas sumando las prestaciones que dejaba una alicaída Autobuses Bariloche.

De un lado de la balanza –según los pasajeros– está un mejor cumplimiento de horarios, los colectivos nuevos y la unificación del sistema SUBE.

En el lado de las deudas está la falta de refuerzos en horas pico y el servicio para personas con discapacidad motriz que solo cuentan con una trafic a demanda ya que no hay ninguna unidad accesible.

“Por ahora vamos bien, son colectivos nuevos, veremos más adelante cuando se empiecen a romper”, dijo un chofer de la línea 70.

La mirada oficial

Pablo Chamatrópulos, el jefe de Gabinete, que estuvo a cargo de las gestiones por el cambio del transporte, valoró el “proceso” que se llevó adelante en los últimos meses y consideró que “es un cambio histórico en la ciudad haber logrado tener el 100% de las unidades 0 kilómetro con una inversión tan importante de 300 millones de pesos”.

Este mes para Chamatrópulos tiene un “balance muy positivo” y es suficiente para iniciar otro paso. “Estamos en la etapa de pedir más cosas, necesitamos crecer, mejorar las frecuencias, discutir si queremos un sistema troncal con más frecuencias o un recorrido más extenso y que el colectivo llegue a la esquina de nuestra casa”, señaló.

Para esas revisiones se creó una comisión de seguimiento que en este corto mes de funcionamiento instrumentó una serie de cambios en las líneas 60, 81, 84, 10 y creó la nueva línea 13 para sumar servicios a Colonia Suiza.

Las voces de los pasajeros “Está bastante bien, los colectivos andan a horario pero no he visto refuerzos sobre todo en horas pico donde pasan llenos y no paran, ahí seguimos esperando hasta una hora para poder subir a un colectivo”, dijo René Riquelme que vive en Nahuel Hue y por su trabajo es asiduo pasajero de las líneas 60, 61, 40 y 82.

Para Rosa Melillán, del barrio San Francisco III, la visión es distinta: “no cambió nada, siguen pasando llenos, los horarios no se cumplen y a la mañana temprano nos deja a pie porque no se puede subir”. La mujer, pasajera de la línea 60, insistió en que “necesitamos más colectivos, que pasen dos a la mañana temprano y en horas pico por los chicos que van a la escuela”.

Chamatrópulos admitió que todavía no se definieron refuerzos en ninguna línea ni horario, algo que se resolverá con el inicio de clases.

Otro tema que Melillán señaló es la modalidad de transporte para personas con discapacidad. “Te hacen llamar a una trafic para reservarla para el otro día y encima te cobran como un remise”, cuestionó. Giselle del San Francisco IV, que habitualmente utiliza la línea 60, admitió que por ahora “anda bien, los horarios se cumplen aunque los fines de semana tardan más en pasar”.

También destacó que hubo un “cambio de actitud” de los choferes con mayor cordialidad hacia los pasajeros. En este punto Juanita del barrio 170 Viviendas no coincide: “el chofer no para si uno le hace señas para que espere, yo uso bastón, estoy operada de la rodilla y ni siquiera me permiten bajar por la puerta de adelante debido a mi situación”, se quejó y sentenció que “no se nota ninguna mejora”.

Con otro grado de optimismo, Ana destacó que “como nacida y criada nunca había visto que traigan colectivos nuevos” aunque por la mañana sigue padeciendo demoras en los servicios que bajan por calle Elordi.

FEDERACIÓN ARGENTINA DE TRANSPORTADORES DE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

Es más que una federación, es un equipo que trabaja todos los días motivado por su pasión: promover el desarrollo de un mejor desempeño del transporte público de pasajeros por automotor, para todos los habitantes de la República Argentina.

Suscríbete a nuestro Boletín

Links Externos




Copyright © 2016 Todos los derechos reservados. By Estudio Poligono

Subir